Fuerteventura, pierde la banca. Nueva victoria sobre la cláusula suelo