Gastos del préstamo: ¿qué pasa con el plazo para reclamar?