C/ Gral. Mas de Gaminde, 45, 35006 Las Palmas de Gran Canaria

     

     

Divarian Propiedad

Material de ayuda y sentencias para defenderte de Divarian Propiedad

DIVARIAN PROPIEDAD

divarian demandar

En 30 segundos

A través de esta página ponemos a disposición de los afectados, y de todo aquel a quien pueda interesar, sentencias dictadas en contra del fondo DIVARIAN PROPIEDAD.

Por cuestiones de estructura no es posible que nos hagamos cargo de todos los procedimientos que nos están llegando (no tenemos aspiraciones de fundar sedes en otras ciudades ni de convertirnos en un macro-despacho), así que hemos pensado que este puede ser el mejor medio de ayudar tanto a los afectados como a los abogados que puedan estar estudiando cómo defenderse de DIVARIAN PROPIEDAD.

Sentencias y otras resoluciones judiciales

“(…) a partir de ahora no es factible acudir al procedimiento por precario, ya que queda reservado para los supuestos en los que la ocupación sea, exclusivamente, la tolerada o consentida, posibilidades en las que no tiene encaje la ocupación ilegal y al estar legitimados exclusivamente para acudir a este procedimiento: 1.- La persona física que sea propietaria o poseedora legítima por otro título. 2.- Las entidades sin ánimo de lucro con derecho a poseerla. 3.- Las entidades públicas propietarias o poseedoras legítimas de vivienda social, no encontrándose la actora ( ni justificándolo) en estos supuestos

 

“Partiendo de la doctrina expuesta; dado que consta acreditado (tanto por la prueba admitida en esta segunda instancia, como por la documentación aportada a efectos de operarse la sucesión procesal acordada mediante auto de 28 de octubre de 2019) que, en fecha 14 de enero de 2019, Divarian Propiedad, S.A. inscribió su dominio en relación al inmueble de autos, adquirida (presuntamente) mediante escritura de 10 de septiembre de 2018; debe concluirse que aquella Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A. no tenía legitimación activa para interesar la recuperación del inmueble de autos en fecha 4 de marzo de 2019 (momento en que interpuso la demanda de desahucio), pues ya no era titular del inmueble ni ostentaba derecho alguno en relación a su uso.

 

2.- El artículo 6 Lau dice que ‘Son nulas, y se tendrán por no puestas, las estipulaciones que modifiquen en perjuicio del arrendatario o subarrendatario las normas del presente Título, salvo los casos en que la propia norma expresamente lo autorice’.

La pretensión de la actora descansa en la extinción del contrato firmado el 10 de abril de 2017, por plazo inferior a tres años, por lo que, de acuerdo con lo que hemos expuesto, el arrendatario tenía derecho a continuar en la vivienda hasta un máximo de tres años de acuerdo con el artículo 9 Lau citado.

Consecuencia de lo expuesto es que al tiempo de la demanda el contrato se encontraba en situación de renovación forzosa previsto en el artículo 9 Lau, por lo que no puede prosperar aquélla y debe desestimarse.”

 

Tercer . La motivació de la sentència és plenament ajustada a dret doncs fa un examen de la classe de procediment sumari instat per la part demandant i les causes taxades d’oposició previstes en l’ article 444.2 de la LEC i concretament la segona que consisteix en ” posseir el demandat la finca o gaudir el dret discutit (en aquest cas arrendament) per contracte o qualsevol altra relació jurídica directa amb el darrer titular o titulars anteriors o en virtut de prescripció, sempre que aquesta hagi de perjudicar al titular inscrit”.

Doncs bé, resulta que el demandat té un contracte d’arrendament de 3.11.14 que ja ha estat declarat vàlid per resolució judicial ferma (de 2.4.19 i molt abans del Decret d’adjudicació de 18.2.16 i de la titularitat de DIVARIAN que és de 10 de setembre de 2018) en l’incident d’ocupants previst en l’ article 661 de la LEC.

 

“Teniendo en cuenta que la no incorporación al contrato de las cláusulas de las condiciones generales afecta a, la ineficacia del contrato es total como se desprende del art. 10 LCGC. Las partes, declarada la ineficacia del contrato, deben devolverse sus respectivas prestaciones, que en el caso incumbe únicamente a la demandada, como si el negocio no hubiera existido. En el caso concreto se traduce en la devolución del capital o principal dispuesto por la demandada, debiendo por lo tanto excluirse cualquier otro concepto , especialmente los relativos a intereses y comisiones de cualquier tipo, lo que se determinará, si continuare la controversia, en ejecución de sentencia, tomando además en consideración que la propia parte demandante y apelada había reconocido en sede de apelación que el límite de la cantidad reclamada, pero que incluye intereses remuneratorios, que deben descontarse así como cualquier comisión que se haya computado en la misma